martes, 19 de julio de 2011

La tarta de la Bruja


Hace 25 años preparé para mi hermano Daniel en su primer cumpleaños la tarta que enseguida llamamos "la de la bruja". Por aquel entonces yo contaba con 15 añitos, y parece que fué ayer. Ya me metía en la cocina a preparar empanadas, paellas, o a inventar platos cuando mi madre decía " no tengo nada para comer" y es cuando yo me metía a sacar alimentos de los armarios y una vez terminabamos de comer, mi madre siempre decía, "y eso que no tenía nada para comer" con una gran sonrisa. Pues bien en ese tiempo a caballo entre la infancia y la adolescencia ( hace 25 años los adolescentes empezábamos a actuar como tales bastante más tarde que en la actualidad), todavía me gustaban los cuentos de princesas y príncipes rescatadores, de malvadas brujas que siempre recibían su merecido vapuleo y de personajes variopintos que nos dejaban grabados en la mente y el corazón altos valores como la amistad, la bondad, la generosidad y maravillosas moralejas siempre llenas de sabiduría, bien es verdad que también pasaba las horas leyendo los "Mortadelo y Filemón"que coleccionaba mi padre o los "Zipi y Zape", combinados con libritos pequeños de papel "del malo" con ilustraciones en blanco y negro de historias de Disney. Es por aquel entonces que tenía obsesión por una de las imágenes de un cuento que formaba parte de otros 364 en un compendio que se hacía llamar "Un cuento para cada día", en el que aparecía una gran ventana, con románticas cortinas de cocina, vista desde el exterior, un jardín florido y cuidado, y en cuyo alfeizar descansaba una atractivísima y sencilla tarta complétamente cubierta de chocolate derretido y adornada sólo con magníficas y brillantes guindas rojas. Me enamoré de esa tarta que estaba maliciosamente acompañada de una vil bruja que, estando de pié en ese mismo alféizar (la bruja medía poco más que la tarta), envenenaba tan rico manjar ( que tirria le cogí a esa mala pécora, eso no se hace con un dulce jajaja). Perdí ese libro, pero guardo en mi mente esa imagen y todavía me atrae esa tarta. Así que me imaginé de qué estaría hecha, muy rica debía ser para que la malvada bruja la tuviera entre ceja y ceja (densas, por cierto). Mi único conocimiento en bizcochos se limitaba al de yogurth, que era el que más ha gustado siempre en mi familia, y eso que mi madre tenía en su libretita de recetas unos cuantos... Imaginé ese bizcocho abierto y lo rellené de fruta en almíbar y lo emborraché con el propio almíbar del melocotón y la pera de los que con un cuchillo y mucha paciencia hice unas más o menos finas rodajas, que distribuí concéntrico y generosamente. Luego cubrí el bizcocho con chocolate a la taza muyyyyyy, espeso, pero mucho. Entonces no era fácil encontrar una cobertura de chocolate para postres ni yo sabía de su existencia. Una vez refrigerado, el sabor era exquisito y nada empalagoso. Todavía me piden que haga esa tarta.
Claro está que a lo largo de los años alguna variación ha sufrido, y es que rara vez hago tartas exactamente iguales.
Los que hacéis este bizcocho bien sabéis que es imposible de decorar, se deshace con facilidad y no se congela del todo, con lo cual no puedes darle forma. Así que durante 25 cabezotas años he seguido vertiendo chocolate sobre el bizcocho y viendo cómo al más mínimo toque de la espátula me llevaba un trozo, pero me niego a hacer otro bizcocho, entonces el nombre de la receta sería otro jeje!!. Esto sigue pasando, pero no hay nada que una linda decoración  no pueda remediar!!

Tarta de la bruja:
Ingredientes:
Para el bizcocho de yogurth:
2 huevos
1 yogurth natural o de limón
1 vaso de yogurth de aceite de oliva
2 vasos de yogurth de harina
2 vasos de yogurth de azúcar
1 sobre de levadura química (tipo Royal)
ralladura de limón (opcional)

Para el relleno:
dulce de leche (se obtiene facilmente cociendo en olla express durante 1 hora 1 lata pequeña de leche condensada)
1 lata pequeña  de pera en almíbar
1 lata pequeña de melocotón en almíbar

Para la decoración:
  • Chocolate cobertura para postres, 2 tabletas
  • Buttercream de fresa :
para 125 grs de mantequilla, 1 cucharada de mermelada de fresa batida y 300 grs de azúcar glass tamizada.(truco: si quieres un rosa más intenso añádele unas gotas del líquido de la remolacha cocida, y compensa añadiendo un par de cucharadas de azúcar glass más) Con la mantequilla a punto pomada mezclar todos los ingredientes y rellenar una manga pastelera o cono de decorar.
  • Buttercream de vainilla.
para 125 grs. de mantequilla, 250 grs de azúcar glass tamizada y media cucharadita de vainilla  en polvo azucarada. Proceder de la misma manera que en el caso de la buttercream de fresa.

Elaboración:
Mezclar en una batidora todos los ingredientes del bizcocho y poner la mezcla en un molde forrado con papel vegetal o engrasado. Precalentar el horno a 180 ºC, y hornear durante unos 20 minutos. comprobar con una varilla si está hecho, de lo contrario hornear unos minutos más. Desmoldar y dejar enfriar.
Para rellenar el bizcocho, cortar por la mitad horizontal y separar las dos partes.







Emborrachar con el almíbar de melocotón la base. distribuir el dulce de leche y colocar una capa de rodajas de melocotón en almíbar que a ser posible cortaremos con una mandolina. Volvemos a distribuir dulce de leche encima del melocotón y colocamos rodajas de pera en almíbar (procura tener la fruta escurrida). Colocamos la otra mitad del bizcocho y regamos con almíbar de melocotón ( es más denso que el de pera) cubrimos con el chocolate derretido, operación que realizaremos sobre una rejilla que pondremos sobre un plato o bandeja bien limpios para poder recuperar el chocolate que caiga.
Llevar al frigorífico y una vez solidificado el chocolate, decorar con las buttercream, o guindas...


Como veis el desparrame general del delicioso y mal educado bizcocho es evidente, pero la receta original es con el de yogurth !!






Lista, ya tienes tu tarta de la bruja piruja jeje!!
Cómo podéis apreciar yo rellené 2 pequeños moldes de  diferente tamaño para darle altura, pero aviso, el bizcocho de yogurth no está preparado para mucho peso, así que os recomiendo que si la hacéis así la consumáis rapidito, o el piso de abajo tendrá el aspecto de una hamburguesa tras ser pisoteada por una apisonadora jeje!!
El resultado es muy jugoso y fresco, y dulzón a la vez. Se obtienen unas 12 raciones generosas.

Con esta recetita participo en el concurso que hace Tito en su blog "la cocina sin complicaciones" que ha llamado "tu mejor postre"


clic aquí !!
Qué aproveche!!!!

14 comentarios:

  1. Que paseo por la infancia, los cuentos y cómics, tienes razón en que madurábamos mas tarde, a mí me han encantado los cuentos y las muñecas hasta muy mayor, y aún hoy cuando leo algo como tu historia me trae muchos recuerdos.
    Magnífica tarta, no dejes de hacerla nunca.
    Son cosas que nos quedan de la infancia y no hay que uir de ellas.
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Fantástica por fuera y por dentro, bonita y jugosa. Ay, los 15 años, yo tb. empezé a cacharrear entonces.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. QUERIDA eLENA;
    NO SE SI ES MAS BONITA LA HISTORIA O LA TARTA.
    LOS RECUERDOS QUE TIENES DE TU HERMANO, CUANDO TE INICIABAS EN EL MUNDO CULINARIO, SON UNA HERMOSURA POR ESO, A PESAR DE QUE LA TARTA ES ESTUPENDA, LOS RECUERDOS QUE NOS NARRAS, NO TIENEN PRECIO.

    MILES DE BESOS

    ResponderEliminar
  4. pues tiene una pinta deliciosa. Con la decoracion no se nota el bizcocho "roto" je!

    ResponderEliminar
  5. Solenoideeeeeeeeeeeeeee!!!! madredediosss que tarta tan preciosa la lecheeeeee!!!! me he enamorau!!! siiiiiiiiii!!! jajajaaj!!! dios que corte y que decoración tan bonita!!!! me encanta amiga!!! así como me ha encantado leer esa historia llena de recuerdos que cuentas!!!!

    Muchísimas gracias por esta enorme aportación al concurso amiga!!! me ha encantado y me la llevo a mi blog ya mismo!!!!!

    Un besiño muy grande y un mill´pon de graciass!!

    :)

    ResponderEliminar
  6. Elena, tu naciste artista, madre mía que precoz, la verdad es que la tarta está de ensueño.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  7. Me encanta!!! tiene una pinta buenisiman y esta precioso. Con 15 añitos....como pasa el tiempo jeje
    Un besote enorme!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Elena pasate por mi blog que tienes un regalito =)

    ResponderEliminar
  9. ¡HIja de mi vida, que tarta mas apetitosa!.
    Y esa historia de la infancia.... Me ha hecho mucha gracia.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  10. Elena: La tarta tiene una pinta divina provoca darle un buen bocado o dos, o tres... que delicia. Es que a mi el chocolate me pieeeerde y si va acompañado de frutas mejor que mejor.
    La historia de su origen más bonita todavía, porque a quienes tenemos esa edad nos transporta a esos tiempos tan maravillosos, en el que éramos más inocentes y disfrutábamos más de la adolescencia.
    Te felicito por las dos cosas y te envío un beso enorme desde Madrid.

    ResponderEliminar
  11. Es precioso y estoy segura de que está riquísimo!!!
    Di que si... las tradiciones hay que conservarlas!
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Dios mio me la imagino perfectamente! tiene que se una delicia, porque ese corte habla solito. Además con el almíbar del melocotón y la fruta dentro, me parece perfecto.
    Anda que la bruja estaría contenta!
    Un besito y suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  13. Holaaa, he conocido tu blog gracias a tu preciosa tarta para Tito. Qué bonita historia que nos narras, yo también tenía ese libro, el de las 365 historias, qué recuerdos...Y bueno, tu tarta una pasada, encima de bonita, riquísima, con lo que me gusta el dulce de leche mmmm me quedo por tu cocina, un besito

    ResponderEliminar
  14. ahhh que rico :) me encanto lo voy a probar a ver como me queda, hermoso blog.
    Si quieres pasa por mi cocina
    http://empezandoenlacocina.blogspot.com/
    Saludos

    ResponderEliminar

Estaré encantada de compartir contigo opiniones, consejos, ideas, siempre para mejorar. Gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...